10 Sep
Flamenco en Cádiz - Lola Flores

Cuentan los entendidos que el flamenco, en su estado más puro, se concentra en la Baja Andalucía, entre las provincias de Sevilla y Cádiz, siendo Jerez de la Frontera, Puerto Real, El Puerto de Santa María y la propia capital gaditana sus más activos e importantes focos. Por ello, descubrir todos los entresijos del flamenco en Cádiz puede ser una experiencia realmente apasionante. ¿Te atreves?

Otra forma de vivir el flamenco en Cádiz

Flamenco en Cádiz - Rocío Jurado

El flamenco en la provincia gaditana ha palos como las alegrías de Cádiz, bulerías de Jerez, peteneras de Paterna de Rivera, los tangos o los tientos, donde mucho tiene que decir la ciudad de Jerez de la Frontera, actual cuna del cante flamenco y ciudad que más artistas aporta al arte jondo por metro cuadrado.

Ruta de la Bajañí

Flamenco en Cádiz - Paco de Lucía

La primera de las rutas de flamenco en Cádiz parte desde el barrio de El Rinconcillo en Algeciras, lugar de nacimiento del maestro de la guitarra Paco de Lucía, donde podremos admirar su casa natal, una estatua dedicada a su persona en la plaza del Ayuntamiento e incluso el conservatorio que lleva su nombre, algo que nos hace ver cuánto es querido por sus paisanos.

 

A varios kilómetros, en San Fernando, el guitarrista se cruzó con José Monge Cruz —más conocido como Camarón de la Isla— y formó uno de los dúos más grandes que ha dado el flamenco. Un lugar especial es el restaurante Cañaílla, situado en la plaza donde se ubica una estatua dedicada al gran cantaor; es aquí donde escuchaba a Caracol, a su hermano Manuel, al Niño de la Calzá y a la dueña, María Picardo.

 

Continuamos hacia los bares Arco de Santiago, la Taberna Flamenca o el Lagar del Tío Parrilla en Jerez de la Frontera, sitios donde la guitarra y el cante son los únicos temas de conversación y donde podremos encontrarnos con artistas como “El Torta” o “Los Mijita”, entre otros. No podemos pasar por alto el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco y la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces.

 

Finalizamos en Sanlúcar de Barrameda, donde podemos visitar el Convervatorio donde se ha intentado introducir la guitarra flamenca como disciplina de estudio y conocer de primera mano las peñas sanluqueñas donde se loa a este género, como la Puerto Lucero.

Ruta del compás del tres por cuatro

Flamenco en Cádiz - Sara Baras

Esta estupenda ruta empieza en Sevilla —en el histórico barrio de Triana— y pasa por Utrera, Mairena del Alcor, Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas, Las Cabezas y Lebrija antes de entrar en la provincia de Cádiz. Así, pasa por Jerez de la Frontera y finaliza en la capital gaditana, donde podremos ser testigos de  lo mejor del flamenco en la provincia más sureña.

 

Y es que Cádiz es lugar de un tipo de flamenco más aperturista. Aquí podemos comprobar la huella que dejaron artistas tan importantes como Enrique el Mellizo, Enrique el Gordo (vital para entender la copla de Silverio), Gabriel Díaz Fernández —Macandé—, Ignacio Espeleta, Pericón de Cádiz o Aurelio Sellés.

 

La influencia del continente americano se dejó notar por la playa de la Caleta, con estilos como las guajiras, milongas, vidalitas o rumbas, que fueron cantadas por el gran Pepe Marchena (que posteriormente se inventó las colombianas), Manuel Escacena e innumerables artistas cuya ascendencia puede percibirse desde la inigualable playa de la Victoria.

Ruta de Camarón

Flamenco en Cádiz - Camarón de la Isla

A través de San Fernando, cuna del mítico José Monge Cruz —Camarón de la Isla—, podemos disfrutar de un recorrido emocionante que evoca la épica figura del inolvidable cantaor. Esta ruta de flamenco en Cádiz nos lleva desde su lugar de nacimiento en la calle del Carmen al monumento con estatua esculpida por Antonio Mota de la plaza de Juan Vargas, donde está la famosa Venta de Vargas, lugar en el que el maestro solía cantar.

 

También podremos conocer la peña flamenca que lleva su nombre, situada en la calle Manuel Arriga o, tras un reconfortante y largo paseo, conocer el cementerio donde se erige el impresionante mausoleo del cantaor, siempre lleno de flores como si nos hubiera dejado hace unos días. La importancia de este artista es tal que, sin sus aportaciones, probablemente el curso del flamenco habría ido por otros derroteros.

 

Esta tierra está marcada en grande por los aficionados al cante, al baile y al rasgueo de la guitarra como hito fundamental en los itinerarios del flamenco en Cádiz, la expresión artística por excelencia de Andalucía. Forjadora de cantes “alegrías”, “peteneras”, “tanguillos”, “cantiñas”, “mirabrás”, “bulerías”, “romeras” y de la creación de los “tangos”, es cuna de grandes intérpretes, cantaores, bailaores y guitarristas.

 

En definitiva, el legado flamenco se manifiesta como un elemento cultural, social y estético íntimamente ligado a las ferias y a las reuniones festivas que además se ofrece en numerosos festivales, peñas, tertulias, tablaos y sociedades que promueven su divulgación y posibilitan su conocimiento y disfrute. ¿Qué mejor plan que disfrutar del sol y la playa en el mejor chiringuito de la provincia, degustar lo mejor de la gastronomía andaluza y luego gozar con un auténtico espectáculo flamenco?

LEAVE A REPLY